Nueva York.- Un tribunal federal estadounidense condenó hoy a 8 años de cárcel a un hacker turco por liderar tres ataques informáticos contra sistemas financieros en los que se robaron más de 55 millones de dólares.

Ercan Findikoglu, de 35 años, se había declarado culpable en marzo del año pasado y, además de ir a prisión, deberá pagar esa cantidad de algo más de 55 millones de dólares como restitución.

"Findikoglu era un hábil hacker que eligió utilizar sus considerables talentos informáticos para enriquecerse de forma criminal y para causar caos económico", señaló en un comunicado el fiscal del Distrito Este de Nueva York, Robert L. Capers.

Conocido por los alias "Segate", "Predator" y "Oreon", el pirata informático organizó varios ataques contra los sistemas de compañías de tarjetas de crédito y débito, robando números de identificación personal y eliminando los límites para la retirada de efectivo de esas tarjetas, según las autoridades.

Findikoglu y sus compinches distribuían luego los números y las claves entre varios socios alrededor del mundo, que se ocupaban de introducir la información en las bandas magnéticas de otras tarjetas y que luego las entregan a equipos que se ocupaban de retirar dinero en los cajeros de forma masiva.

Según las autoridades, el condenado organizó y llevó tres de estas operaciones entre 2011 y 2013, en las que se sustrajeron aproximadamente 10, 5 y 40 millones de dólares, respectivamente.

"La sentencia de hoy lleva a uno de los cibercriminales más prolíficos del mundo ante la Justicia", destacó en la nota David Beach, el agente del Servicio Secreto de EE.UU. encargado del caso.

EFE/Foto ilustrativa: DEPOSITPHOTOS