Fráncfort (Alemania).- Commerzbank, el segundo banco de Alemania y parcialmente nacionalizado, informó hoy de que quiere recortar 9.600 empleos a tiempo completo pero que creará 2.300 puestos de trabajo en áreas de crecimiento.

El plan de reestructuración costará 1.100 millones de euros, por lo que Commerzbank no repartirá dividendos por el año 2016.

Varios medios de comunicación alemanes habían informado esta semana de estas medidas que forman parte de la nueva estrategia de Commerzbank.

La junta directiva de Commerzbank ha presentado los objetivos estratégicos y financieros hasta 2020 al consejo de supervisión para que los considere.

Todavía no se ha tomado ninguna decisión respecto a la implementación de estos objetivos y ahora se va a negociar con los representantes de los trabajadores.

A finales de 2020 Commerzbank quiere haber incrementado de forma sostenible su rentabilidad, se concentrará en sus actividades principales y digitalizará el 80 % de sus procesos relevantes.

EFE/Foto: EFE