La violencia en el contexto político, que en menos de un mes ha dejado como saldo 11 políticos de distintos partidos asesinados, ha repuntado por el afianzamiento de mafias locales coludidas con autoridades, señalaron especialistas.

Ciudad de México.- "Estas mafias son de carácter local y están vinculadas con grupos que muchas veces los protegen, sobre todo donde el crimen tiene mucho arraigo social", consideró Eduardo Guerrero, analista en políticas públicas.

"A mí me preocupa que haya una gran pasividad porque se nos puede generar una epidemia de asesinatos de candidatos a elección popular, sobre todo locales", agregó el también consultor en seguridad.

Por su parte, Alfredo Figueroa, ex consejero del IFE (ahora INE), consideró que este tipo de violencia ya constituye motivo de preocupación y alarma, por lo que pidió a las autoridades electorales promover acciones para atajar este fenómeno.

"Particularmente por que se intenten dirimir las diferencias políticas a partir de este conjunto de prácticas. Desde el Gobierno federal, pero también desde las propias autoridades electorales, se requiere, se necesita, un análisis, conocer los casos, saber a qué obedece este fenómeno.

"Y si se advierte en ello una práctica nueva, constituir y construir los mecanismos institucionales que permitan atajarla y enfrentarla de manera inmediata", señaló.

En tanto, a los consejeros del Instituto Nacional Electoral también les preocupa la violencia contra aspirantes a cargos públicos en las elecciones de 2018.

"Nos preocupa mucho la verdad estos ataques contra aspirantes o precandidatos o gente que está posicionada para ir ocupando cargos públicos, para presentarse a las elecciones en los municipios", señaló ayer Benito Nacif.

"Nos preocupa porque sabemos que es una condición necesaria para que pueda haber campañas, actividades proselitistas, discusión libre", añadió.

Sin embargo, señaló que el Instituto no puede hacer más que llamados a las autoridades a las que les corresponde garantizar la seguridad en el País.

"Nosotros siempre hemos propiciado reuniones con las instituciones que llevan el tema de seguridad y de esas reuniones salen protocolos para los precandidatos o candidatos, dependiendo de la fase del proceso, pero nosotros no somos una institución de seguridad pública", agregó.

"El papel del INE la verdad es ejercer sus buenos oficios para que sean las instituciones que tienen las atribuciones en materia de seguridad pública, federales y locales, las que actúen y generen las condiciones de seguridad", detalló.

Para este proceso electoral no se ha planteado la existencia de un protocolo de seguridad para aspirantes a cargos públicos, aunque el consejero adelantó que el Frente Ciudadano está preparando una petición para el INE para crearlo

"Todavía no la conocemos con precisión. En función de eso actuaremos", expuso Nacif.

Reforma