II Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA


El libro de sexto grado de primaria de Español Lecturas contempla un texto titulado “El primer beso”: una lectura “candente”.

El psicólogo José Luis Mayet Segovia sugiere que esta lectura sea guiada por los padres, profesores o incluso psicólogos, pues incita a la fantasía e implícitamente podría sugerir al menor a experimentar ese “primer” beso.

Sin embargo, el uso del lenguaje suele ser erótico, los niños por sí solos no estarían preparados para hacer una correcta interpretación del texto. “El primer beso” es la primera lectura que los niños de sexto grado abordarán en su libro Español Lecturas.

Al respecto, el psicólogo indica que revisando el texto, es una lectura que se presta más a la imaginación que a la parte didáctica de la sexualidad: “No se está viendo desde un enfoque clínico, se está viendo más como una relación erótica, es una lectura que los hijos deberán compartir con sus padres para que éstos le puedan dar una mejor orientación y si no saben cómo abordar el tema, es recomendable que pidan una asesoría con un psicólogo porque se puede prestar a ir distorsionando la esencia natural de la sexualidad y no tanto como de erotismo.

Desde su punto de vista no se trata de una lectura “candente”, pero sí se presta mucho a la fantasía del lector.

Por ejemplo, hay una parte en donde dice: “y estaba con su boca ardiente”, en este caso es necesario preguntarle a los alumnos cómo interpretan “ardiente”, pues hay quienes podrían representar una boca caliente.

Si bien la lectura habla del primer beso, por el tipo de lenguaje si incitaría a los niños a dar este paso, de ahí que se considere que sea una lectura guiada, pero “tampoco hay que satanizar la lectura, pues hay algo muy real, y es el contenido que hay en la televisión, en las novelas, en la música”, explicó.