II Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

 

Debido a las irregularidades que presenta el Gobierno estatal, el grupo ciudadano Proyecto Ahuehuete presentó ante la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) federal una denuncia por los delitos ambientales que se han registrado en el Bosque de Galería de Ahuehuetes.

“Es un secreto a voces que el Gobierno del estado vive una situación de escándalo; yo, su servidor, y varias personas más han perdido la credibilidad en nuestras autoridades, por ello es que buscamos a las instancias federales”, comentó el vicepresidente del grupo ciudadano Proyecto Ahuehuete, Roberto Alonso García Díaz.

Apuntó que es más probable que las autoridades estatales atiendan sus demandas si de éstas ya tienen conocimiento las instituciones federales, no obstante, en caso de no lograr los resultados esperados, no descartan acudir a tribunales internacionales.

García Díaz comentó que en el país reina la impunidad y por temor a que las denuncian queden en el olvido, están buscando la intervención de las instancias federales y también están invitando a la sociedad para que cuiden el ahuehuete y el ambiente, por ello están recolectando firmar físicas y electrónicas, para respaldar la iniciativa del grupo y rescatar el Bosque de Galería del Río Blanco y la región del Valle de Orizaba.


Los delitos

Entre los delitos ambientales se encuentran las afectaciones por 26 descargas a cielo abierto; también hay 7 árboles con toneladas de escombro, algunos árboles han sido ocupados para formar parte de bardas, existen cerca de 50 árboles quemados, dos árboles talados y 17 se encuentran graffiteados.

Roberto Alonso García indicó que el Proyecto Ahuehuete está trabajando con niños de preescolar para crear conciencia y proteger estos puntos naturales, también han emprendido campañas de limpieza y cuidado para evitar las agresiones contra el bosque, no obstante, cuando a las autoridades se les avisa que hay cadáveres de animales en la ribera del río, hacen caso omiso, y cuando se realizan las jornadas de limpieza en Ciudad Mendoza, el personal de Limpia Pública recoge los desechos después de varios días.

Esto ha traído una severa copntaminación a esa área, que se supone por ser reserva natural debía estar limpia.