II Yamilet Gámez 

El Mundo de Orizaba

 

La mayoría de los veracruzanos perciben menos de dos salarios mínimos y, según el Índice de Desocupación, el desempleo le está afectando a los que sí están preparados académicamente.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del total de los ocupados en la entidad, 47.1% de los hombres y 55.6% de las mujeres reciben mensualmente ingresos que no rebasan dos salarios mínimos.

La población que estuviera ocupada o que buscara estarlo (PEA) representó un 52.3 por ciento.

La población ocupada registró 3 millones de personas, es decir, un 96.4% de la PEA, de los cuales más de dos millones son hombres y cerca de un millón mujeres.

En cuanto al nivel de ingresos, 865 mil (28.6%) gana más de uno y hasta dos salarios mínimos; 644 mil (21.3%) recibe máximo un salario mínimo, 498 mil (16.5 %) recibe cerca de tres salarios mínimos, 262 mil (8.6%) recibe hasta cinco salarios mínimos y más de 373 mil (12.3%) no especificó el nivel de ingreso.


las actividades

Respecto al sector de actividad económica, la ENOE indica que más de 1.6 millones de personas, 54.9 por ciento de los habitantes, trabajaron en el sector terciario o servicios; menos de 752 mil, que equivale al 24.8 por ciento, laboró en el sector primario; mientras que el 20.2 por ciento de la PEA, es decir, 610 mil, se desempeñó en el sector secundario o industrial y el resto, equivalente a 0.1 por ciento, no especifico su actividad económica.

Así mismo, la encuesta muestra que la mayoría de los desocupados registraron estudios del nivel medio superior y superior, con un porcentaje del 64.6%.

Esto es muestra que la mayoría de los desocupados tienen amplia preparación, pero pese a ello se encuentran en la lista de desempleados debido a que los empleadores se resisten a tener un empleado que les exija como mínimo 6 mil pesos mensuales, y un trabajador sin estudios puede ganar un salario mínimo.

Por otro lado, la tasa de ocupación en el sector informal fue de 26.2 por ciento, es decir, más de una cuarta parte de los ocupados lo hacen sin los beneficios como seguridad social, Afore, Infonavit y prestaciones.