II Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba


El subsecretario de Salud en Veracruz, Arturo Navarrete Escobar, señaló que durante el año se han presentado 652 enfermos de dengue y 175 de zika, de los cuales 30 corresponden a embarazadas y 3 dieron su parto mientras que el resto está en control; también van 125 casos de chikungunya en el estado.

Estos casos se han presentado principalmente en los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán y Veracruz-Boca del Río, donde las lluvias han dejado más criaderos dentro de las casas.

Resaltó que dentro de lo marcado en la promoción de la salud, se encuentran las medidas que deben tomar, donde participan también los ciudadanos, como es el caso de la fumigación y la limpieza de patios; sin embargo, en muchas ocasiones las familias no dejan entrar a la vivienda para realizar las acciones.


Que no hay parálisis

En el caso de las caravanas de salud, dijo deben seguir porque se detectan patologías y enfermedades que no llegan a los centros de salud.

Sin embargo, ante la crisis económica que impera en el Estado, la Secretaría está trabajando con los pocos recursos y en las jurisdicciones sanitarias están “tratando de frenar este tema”.

Reconoció la problemática que hay en el sector salud por la falta de recursos y dijo se está haciendo lo posible por mantener cubiertas las necesidades hasta donde les es posible.

“Cada vez que llevamos a las caravanas a cualquier lugar del estado es para fortalecer las actividades que hacen los centros de salud y se atiende a muchísima gente... Las caravanas deben seguir, pero es por el área administrativa y financiera que es la que tiene que dar el dinero y si no lo da, se hace lo que se puede”, dijo el subsecretario.

De esta forma, descartó que la Secretaría esté parcialmente paralizada por la falta de recursos económicos con que operar, e insistió que están trabajando intensamente, puesto que si en realidad hubiera algún tipo de parálisis no se estaría haciendo nada, en ninguna área.