II TERESA HERNÁNDEZ

EL MUNDO DE ORIZABA

 

A fin de abaratar los costos de construcción en las viviendas de zonas marginadas se creó el sistema “ARMO”, que en tan sólo dos horas se puede construir una habitación puesto que no necesita de cementos, cal, arena y otros materiales para la edificación, debido a que los bloques se van ensamblado para ahorrar el trabajo.

El director de la empresa “ARMO”, Jorge Capistrán Fernández, explicó que 9 años tardó para diseñar el block, y los dos últimos años fueron de aprendizaje y errores para que quedaran y con ello facilitar la construcción de las viviendas para las familias, ya que no se utiliza mezcla y albañiles para que se construya el cuarto, no obstante aseguró que es una respuesta viable para el déficit de la vivienda que se presentan en las comunidades de escasos recursos.

Según la explicación, la estructura que se diseñó supera la calidad de muchos de los sistemas tradicionales debido a que se utilizan elementos con forma de omega con los que se pueden construir muros de forma rápida y sencilla, por lo que los integrantes de una familia tienen la posibilidad de construir su casa sin necesidad de invertir en recursos técnicos, además de que es resistente a los sismos.

Dentro de las ventajas que ofrece el bloque,  es que reduce el costo, ya que el ahorro es en el tiempo de construcción el cual puede  llegar a ser hasta un 50 por ciento, mientras que el costo directo puede reducirse hasta un 20 por ciento aproximadamente, debido a que el uso de materiales y tecnologías de última generación permite optimizar los sistemas ecológicos al reducir la utilización de agua hasta un 30 por ciento.

Destacó que a la fecha se han construido 300 viviendas en la sierra negra de Puebla, 30 en Morelos y 50 en Nayarit por lo que en promedio van construyendo cerca de 800 viviendas para las familias de escasos recursos.