Padres de familia denuncian que directivos de la Escuela Secundaria Técnica 84 están condicionando el ingreso de alumnos con capacidades especiales a pesar de que la institución cuenta con Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (Usaer).

Ayer, en rueda de prensa, los padres indicaron que los niños deberían tener pase automático.

Dijeron que se fueron a preinscribir, pero al ver que por sus capacidades los niños llevaban un promedio bajo, condicionaron el ingreso al examen, como cualquier otro alumno.

Se trata de cuatro niños que presentan autismo, déficit de atención e hiperactividad, síndrome de down y discapacidad intelectual.

Explicaron que los niños vienen de primarias regulares que cuentan con Usaer y cuentan con diagnósticos médicos que acreditan las discapacidades.

Señalaron que también les pidieron que no dieran a conocer que la escuela tiene Usaer porque habría una sobredemanda del servicio y no pueden recibirles a todo debido a que la escuela debe de mantener un nivel educativo alto.

Una madre de familia, que omitió su nombre, dijo que su hija con déficit de atención, tienen 11 años y aunque tuvo promedio de 8 para ingresar, se les condicionó la entrada.

Otra afectada, cuya hija tiene discapacidad intelectual, acusó la misma discriminacion.

Dijo que siempre tiene la preoupación de encontrar una escuela con este sistema y que la niña tiene la ilusión de entrar, sin embargo, no tiene la certeza de que lo hará.


Niega escuela acusasiones

El subdirector de la Escuela Secundaria Técnica 84, Francisco Hernández Hernández, señaló que no se condiciona la entrada a niños con capacidades especiales, sino que se ponen filtros debido a que han detectado en años anteriores que padres de familia se presentan con una constancia de Usaer falsa para asegurar la entrada, pero al ser evaluados, los menores no presentan ningún tipo de discapacidad.

Es por ello que al entregar la preinscripción, se indica de que depende de los resultados de los exámenes, pero en realidad se hace una evaluación de cada caso porque los niños con discapacidad tienen paso automático a la institución.

Es por eso que el que lleven una constancia de Usaer no es suficiente, pues han detectado que los padres hacen trampa.

Por ello, se evalúa cada caso, incluso se les piden constancias médicas precisamente para darle el lugar a quien verdaderamente tenga una discapacidad.

Indicó que de esto se ha mal informado y la Técnica 84 es estricta en este proceso para dar preferencia a los niños que verdaderamente lo necesitan.

Reiteró que no se discrimina ni se le niega la entrada a los niños con discapacidad física o intelectual, pero que existen filtros.



Jéssica Ignot

El Mundo de Orizaba