El pensamiento de Diego Rivera, plasmado en su obra y murales, fue analizado a profundidad por el doctor Joaquín Alfonso Vargas Baeza durante la tarde de ayer en el Club Moctezuma en un evento impulsado por el Seminario de Cultura Mexicana corresponsalía Orizaba.

Los trazos, la profundidad, los colores de la obra de Diego Rivera fueron característicos y son la máxima expresión de un artista maduro y uno de los más importantes no sólo en México sino a nivel mundial.

El doctor Vargas Baeza, recordó los orígenes de Diego Rivera y explicó que pintó con triángulos y otros elementos, pues aunque no continuó sobre el cubismo, tuvo cierta influencia de la geometría.

Continuó desarrollando un profundo análisis de lo que ha sido la obra muralistica de Diego Rivera, desde los elementos geométricos hasta la iluminación y otros tópicos que son muy valorados en la comunidad artística.

Explicó que el arte se desarrolló en otros países por lo que en el pasado había pocos exponentes mexicanos incluyendo, a Diego Rivera.

Detalló los diferentes sitios donde se han ubicado los murales a lo largo de diferentes escenarios en México y el mundo.

El autor también destacó los principales rostros que aparecen en los murales, muchos de ellos personajes importantes en la historia universal.



César Carrillo

El Mundo de Orizaba