El Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó a los partidos políticos que contendieron en el proceso electoral federal 2011-2012 con un monto global que asciende a 36.9 millones de pesos, por el contrato de tarjetas para el pago de representantes de casilla.

Dicha conducta, constituye una aportación de ente prohibido, a través de la dispersión de recursos en tarjetas BBVA Bancomer, cuya contratación fue realizada por la empresa Logística Estratégica Asismex.

Esta acción había sido en beneficio de los representantes generales y de casilla de los Partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista de México, integrantes de la coalición “Compromiso por México”.

Al igual que los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano que conformaban la coalición total denominada “Movimiento Progresista”. También, Acción Nacional y Nueva Alianza.

El principal sancionado es el PRI con 29 millones 340 mil 4 pesos, seguido del PT con un millón 648 mil pesos; PRD con un millón 500 mil pesos, Nueva Alianza con 978 mil pesos; Movimiento Ciudadano y el Verde con 964 mil pesos y PAN con mil 484 pesos.

De acuerdo con una investigación del Instituto Nacional Electoral (INE), este se constituye en un ejemplo de financiamiento paralelo, irregular y opaco para pagar la operación electoral el día de la votación del 1 de julio de 2012.

Se trató de una empresa con las características típicas de fachada o fantasma, que fondeó recursos de empresas igual de irregulares y que hizo un contrato con una institución bancaria para dispersar recursos a miles de personas, cuatro días antes de la jornada electoral.

El órgano electoral logró documentar 7 mil 311 representantes partidistas como beneficiarios de esos pagos.

Según el INE, 15 millones 152 mil pesos fueron ejercidos por los dos partidos que integraban la alianza “Compromiso por México”.

Otros 2 millones 58 mil pesos, fueron ejercidos por el PRD, PMC y el PT, mientras que el PAN ejerció 742 mil pesos y Panal 489 mil pesos.



Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba