Debido a la situación presentada con el deterioro de más de 200 vacunas de diversas dosis en la Unidad Médica Familiar 1 de Orizaba, la delegación Veracruz-Sur del Seguro Social se encuentra realizando una investigación jurídica para determinar si esta acción fue realizada con mala fe o sólo se trató de un descuido por parte del personal.

El titular de esta delegación, Jorge Tubilla Velasco, explicó que aunque puede parecer una situación que se haya salido de proporción, es un lote pequeño de vacunas que tiene un valor aproximado de 7 mil pesos y que se está trabajando también para establecer si definitivamente no funcionan.

“El hecho que hayan sido expuestas a diversas temperaturas pueden afectar a las vacunas pero no necesariamente las pueden convertir en inutilizables. “Éstas se pusieron en cuarentena. Estamos hablando de un lote de unos 7 mil pesos de valor y que en caso de que se determinara en la investigación jurídica que hubo dolo, la persona tendrá que hacerse responsable de esta situación”.

Detalló que por el momento se están tomando acciones como el cambio de candado en los refrigeradores y congeladores, además de que se están llevando a cabo bitácoras para llevar muy preciso el control del material y que estén presentes dos personas, una supervisando a la otra.

Recalcó que en ningún momento se puso en riesgo a la población o a los derechohabientes porque corresponde a una muestra pequeña de la cantidad de vacunas que son manejadas a nivel delegacional que son miles.

Por otra parte, mencionó que los hospitales de la delegación tienen más de 50 años de estar funcionando y que hoy por hoy están trabajando con “los pocos pesos” que tiene la delegación. Dijo que los trabajos de mantenimiento están siendo enfocadas a las áreas de mayor necesidad.

Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba