Ciudad de México.- Vestidos como si fueran a trabajar en una obra de construcción o de ingeniería, al menos 30 personas se reúnen diariamente en las puertas de Agronitrogenados, en Coatzacoalcos, Veracruz.

Agronitrogenados es una empresa que en 2014 Pemex se la compró a Altos Hornos de México (AHMSA) por 275 millones de dólares para producir fertilizantes.

Sin entrar a las plantas, esperan a que el maestro de obras o algún directivo se les acerque para ofrecerles trabajo, aunque sea por unos días.

Todos están afiliados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), que administra la contratación de personal, contratistas y subcontratistas que quieran participar en la obra.

Ningún trabajador entra a las plantas sin estar antes afiliado.

Un representante de este organismo en la zona de la obra indica que la condición de contratar a sus afiliados es obligatoria para la empresa, Avanzia, y a sus subcontratistas.

Incluso muestra una carta donde el secretario general y delegado de Agronitrogenados en la CTM, Carlos Manuel Vasconcelos, informa a Enrique Mendoza, representante de grupo Cobra (perteneciente a Avanzia) que la empresa GAM realizará los trabajos como proveedor de servicios de maquinaria y que ya ha convenido los salarios y prestaciones que recibirá la mano de obra que opere.

En este municipio del que es originario el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, la falta de empleo ya es una constante.

En los complejos petroquímicos de la petrolera y de otras empresas privadas, es constante la congregación de mano de obra esperando un contrato laboral aunque sea por unos días.

Algunos de ellos son mano de obra calificada que solían trabajar en la construcción de Etileno XXI, a cargo Braskem-Idesa, que llegó a emplear hasta 15 mil personas en el pico de la construcción.

Maguín Méndez, presidente de la Canacintra en Coatzacoalcos, señaló que actualmente sólo se mantienen 3 mil puestos de trabajo en la planta Etileno XXI, por lo que los trabajadores restantes debieron regresar a su lugar de origen como Nanchital, Pollo de Oro, Lázaro Cárdenas, Nahualapa, Democracia y Libertad, Coquitos, 5 de Mayo, El Chapo y Coatzacoalcos.

"Desde luego, representa un problema socioeconómico pero estamos en espera de la activación del sector energético de esta zona", explicó Méndez.

REFORMA/Foto: AVC NOTICIAS