Agua Dulce, Ver.- La mañana de este jueves pescadores de la cooperativa Rivera de El Muelle, recorrieron el río Tonalá por segundo día consecutivo, para recabar más evidencias de la contaminación que afecta el afluente, provocada por un derrame de material al parecer procedente de algún pozo o ducto del campo petrolero Cinco Presidentes, ubicado en las orillas de la laguna del mismo nombre, donde se origina el brazo que desemboca en el río Tonalá y consecuentemente en las aguas del Golfo de México.

De esta forma se constató la mancha iridiscente que se extiende sobre toda la superficie del afluente. Esta mañana ya se notaban algunas huellas en el río en la zona entre El Muelle y la congregación de Tonalá, de Agua Dulce, y con mayor fuerza en las denominadas lagunas El Carrizal y La Azucena, en tanto que los manglares presentaban en sus raíces una marca más fuerte de la sustancia contaminante.

Tras cruzar la zona más estrecha de este brazo del río, donde se ubica un cordón oleofílico y las comunidades El Barí primera y segunda sección, nuevamente el canal se abre en un punto que los pescadores llaman 'La Cuchupeta', nombre que proviene de un antiguo pozo petrolero que se ubica debajo del nivel del agua y que está taponado desde hace varias décadas.

En esta zona se ubica un cordón oleofílico más, que apenas ha logrado contener parte del derrame y que presenta la acumulación de una gruesa capa de material químico, de una coloración espesa en color café oscuro, donde los pescadores tomaron muestras para los análisis químicos necesarios.

Las manchas se localizan a lo largo de casi diez kilómetros lineales de manglares y es innegable la presencia de aceite en el río, así como la fauna muerta a consecuencia del contacto con el material derramado que resultan en evidencias irrefutables de que el afluente está siendo contaminado por una fuente externa, misma que posiblemente tiene su origen en la laguna Cinco Presidentes, rodeada del campo petrolero del mismo nombre.

En el segundo recorrido estuvieron presentes medios de comunicación estatales y nacionales, por invitación de los pescadores ante la necesidad de dar a conocer el ecocidio que afecta el caudaloso afluente, pues hasta el momento ninguna autoridad gubernamental municipal o estatal se ha interesado en el asunto, a pesar de que les notificaron de la problemática que data desde hace una semana.

Los pescadores, tanto de Tabasco como de Veracruz, exhortaron a las autoridades ambientales así como a los gobernadores de los respectivos estados a que investiguen el origen del aceite así como que sancionen a los responsables y exista una remediación en el afluente, pues no sólo es su fuente de trabajo, sino que se trata de uno de los últimos reductos de manglares en el país.

Agencia AVC