II Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA


Tras los rumores de un posible nuevo emplacamiento para millón y medio de unidades, personal del Hacienda del Estado descartó que este proceso se pueda dar en los últimos cuatro meses de la administración de Javier Duarte, pues generalmente son procesos que llegan a durar hasta cuatro años.

Personal de la Secretaría de Hacienda, destacó que no han sido informados de un proceso de emplacamiento y consideran que es imposible que éste se pueda dar en un periodo de cuatro meses, cuando el emplacamiento del 2011 duró cuatro años, pues son miles de automóviles en la entidad veracruzana que estarían en posibilidades de hacer esto.

Según la Ley, explican, cada dos años debería hacerse en el cambio de placas, pero en la práctica no aplica, pues se hacen más esporádicamente.

El último emplacamiento se hizo en el 2011 y con las placas que tienen un diseño de arco iris y son las que están actualmente vigentes, pero ha habido producción de placas en 2003, 2008 y 2011, entre esas las del Tajín, Los Jarochos, la de Late con Fuerza y ahorita las que Arco iris.

Aun ahorita andan circulando unidades con placas del Tajín o Late con Fuerza, aunque, según la Gaceta, ya no tienen validez, lo cual es algo grave debido a que es tanto como si no trajera placa el automovilista.

El personal entrevistado, consideró que ve muy difícil que haya una reemplacamiento porque ya está a punto de terminar las administración estatal, pero fuera de pensar en este proceso, se están dando facilidades a quienes traen placas de otros estado, a los moticiclistas y a quienes tienen placas pero tienen adeudos.

Y es que se ha dicho que habría un nuevo emplacamiento con el cual, el Gobierno de Javier Duarte estaría en condiciones de captar unos mil 500 millones de pesos ante el incremento del padrón vehicular en el estado, que se estima cercano al millón y medio de unidades.