Una importante lección de orgullo, coraje y dignidad fue lo que dejaron los niños héroes para los mexicanos, al defender y resguardar el Castillo de Chapultepec el día 13 de septiembre de 1847, cuando se enfrentaron al asalto de las tropas invasoras.

José Romero Guereña, cronista de Orizaba, consideró como muy lamentable el hecho de que ya no se les reconozca a los niños héroes (Juan de la Barrera, Juan Escutia, Agustín Melgar, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca y Francisco Márquez) cuando ellos, en su tiempo, dieron un ejemplo de defensa de la patria.

“Los seis que llamamos niños héroes son extraídos de la vida común, de la sociedad en que vivimos todos y llegan a estudiar al Colegio Militar, y les sorprende el movimiento de invasión norteamericana y ellos estando en Chapultepec, lo que tienen que hacer es defender su patria y su sitio”, resaltó.

Destacó que en ese entonces, el enemigo siempre tomaba las armas y las banderas del ejército contrario, y uno de los niños héroes se enrolló en la bandera para defenderla, acontecimiento que fue en 1847.

Lamentó que en la actualidad los niños héroes se tengan olvidados, y ya no se les realicen homenajes como reconocimiento.

Romero Guereña destacó que la enseñanza que dejan los niños héroes, es el patriotismo, pues enseñaron el amor a la patria que hoy en día se ha ido perdiendo, a pesar de que el patriotismo no tiene nada que ver con la edad, por lo que es urgente que se recupere el respeto y reconocimiento para estos personajes.


La historia

El 13 de septiembre de 1847, los niños héroes resguardaban el Castillo de Chapultepec, frente al asalto de tropas invasoras, esedía tuvo lugar la entrada el ejército estadounidense a la capital del país.

El Castillo de Chapultepecera defendido por menos de mil hombres, entre los cuales había algunoscadetes del Colegio Militar, que ahí tenía su sede.

Ese 13 de septiembre, luego de dos días de bombardeo, los invasores atacaron el Castillo de Chapultepec. Al pie de la rampa, y debido a su gran superioridad numérica, destrozaron el batallón activo de San Blas, muriendo su jefe, el coronel Felipe Santiago Xicoténcatl y casi todos sus soldados.

Entonces los invasores avanzaron con banderas desplegadas hacia el Castillo, acabando con todos los soldados, siendo los últimos defensores de la bandera nacional los jóvenes cadetes del Colegio Militar.

Fue el presidente Benito Juárez el primero en honrar oficialmente la gesta de los Niños Héroes, al decretar el 13 de septiembre día de luto nacional, en memoria de los cadetes que murieron en el Castillo de Chapultepec.



Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba