Veracruz, Veracruz .- Cientos de ex trabajadores del desaparecido Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano (SAS) boicotearon las plantas de suministro y tratamiento de agua en el puerto de Veracruz y municipios conurbados en rechazo al Grupo MAS, la nueva empresa de capital público y privado que se encargará del abasto.

En suma, hay más de 350 mil familias afectadas en los municipios de Veracruz, Boca del Río y Medellín, según estimó Arturo Zorrilla, director adjunto de Grupo MAS.

El más afectado es Boca del Río, que concentra la mayor actividad económica, pues el 70 por ciento de establecimientos como hoteles y restaurantes dependen de la planta potabilizadora El Tejar, la más afectada por el bloqueo.

Ante la contingencia por escasez de agua, el Presidente Municipal de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, suspendió el tradicional baño de agua que se celebra dentro de las festividades de Santa Ana 2016, que estaba previsto para el próximo sábado.

"Estaremos muy pendiente que todos los consultorios, clínicas, tengan agua para que puedan operar a lo largo del día", expresó.

En el caso de la planta de tratamiento el Alcalde de Veracruz, Ramón Poo, denunció que los trabajadores dañaron la polea automática para imposibilitar a Grupo MAS la operación de la planta.

Con esa avería, alertó, desde este miércoles mil 200 litros de aguas negras son vertidas al mar cada segundo sin tratamiento alguno.

Poo responsabilizó de los bloqueos a la lideresa de los trabajadores Angélica Navarrete, a quien acusó de incitar a la violencia.

"Hago un llamado a los ex trabajadores del extinto SAS y a los ciudadanos, que permitan la entrada a los trabajadores de Grupo MAS para la correcta operación de la planta potabilizadora, ya que al bloquear el acceso afectan a más de 110 mil familias, 27 hospitales, así como a decenas de miles de negocios de los ramos turísticos, comerciales e industriales", advirtió.

En un comunicado, el Grupo MAS informó que prácticamente todas las instalaciones del Sistema de Agua y Alcantarillado fueron abandonadas y puestas fuera de operación por los inconformes.

Destacó que la potabilizadora El Tejar es el corazón del sistema de agua potable, por suministrar el 60 por ciento del líquido, pero permanece bloqueada por los manifestantes y los tanques de compensación de médano quedaron secos.

La empresa mencionó, además, que la planta de tratamiento norte fue encontrada fuera de operación, con bombas y equipos desmontados.

Actualmente, agregó, personal de la empresa realiza los trabajos necesarios para su puesta en marcha en el menor tiempo posible.

Reveló que 77 pozos que abastecen al otro 40 por ciento de la población también fueron puestos fuera de servicio intencionalmente, por lo que destinó a más de 20 electricistas y mecánicos para la revisión y puesta en marcha de estas instalaciones.

Con información de Carlos Marí

Reforma