Líderes de opinión de diversos sectores señalaron como una burla que el gobernador Javier Duarte de Ochoa haya comprado una mansión en Houston, Texas.

El Mundo publicó este martes que el gobernador de Veracruz aparece en la lista de nuevos miembros de un club. Además, tiene una mansión en el mismo fraccionamiento en Woodlands Park que le costó unos 60 millones de pesos.

Aseguraron que esto es una confirmación de los desvíos de recursos que ha hecho en su administración.

Pero además, se pronunciaron porque Duarte de Ochoa sea destituido del cargo, pues al paso que va, cada día hay más saqueos a las arcas estatales.

Coincidieron en que es un clamor de los veracruzanos que Duarte sea destituido y enjuiciado, junto con el gabinete que le ha ayudado.


Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA