II TERESA HERNÁNDEZ

EL MUNDO DE ORIZABA


Las mujeres afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que estén embarazadas tendrán la posibilidad de pasar más tiempo con su bebé luego de que nazca, debido a que el Instituto otorgará un nuevo permiso para transferir hasta cuatro semana previas al parto para después del alumbramiento.

De acuerdo con información emitida en la página web del IMSS, las mujeres en gestación pueden obtener su incapacidad por maternidad, y dan otras opciones para acudir con un médico externo para que vea la evolución del embarazo.

Para que tengan el permiso, las embarazadas deben presentarse con su médico familiar del IMSS, en cualquier día dentro de la semana 34 de gestación dictaminada por su doctor externo, para que se expida el certificado por incapacidad por maternidad.

Para transferir las semanas de incapacidad para estar más tiempo con el bebé recién nacido el trámite se tiene que hacer dentro de la semana 1 a 4 previo al periodo al parto, es decir dentro de las semanas 34, 35, 36 y 37, aunque se necesita llenar un documento de transferencia, además de contar con el consentimiento del patrón y con la autorización del médico familiar para que no represente un peligro.

Aunque si la interesada cumple con los requisitos, el médico familiar le indicará cuándo regresar para la expedición del certificado único de incapacidad, pero según las nuevas disposiciones del IMSS, no obstante las embarazadas también se pueden atender con un médico externo.

Los requisitos son una identificación oficial vigente con fotografía, número de seguridad social, un ultrasonido que no tenga más de cinco semanas de antigüedad.

Aunque los documentos se tienen que presentar en la semana 34 de gestación con las solicitudes de transferencia de semanas, que es cuando se otorga la incapacidad de 42 días antes de la fecha prevista del alumbramiento.