II Gisela Hdez. Muñoz

El Mundo de Orizaba


Ante los hechos de agresiones a activistas, integrantes del Frente de Resistencia contra el periférico de Córdoba-Orizaba buscan la forma de incrementar su seguridad, pues aseguran que podrían ser un blanco para quienes buscan acallar las voces de la oposición.

Adriana Chávez, del frente de resistencia en contra del proyecto periférico de Orizaba-Córdoba, dijo que debe ser un clamor a todas las autoridades pues se debe proteger la libertad de expresión.

“Tenemos la experiencia de que se corre el riesgo y estamos dispuestos a seguir adelante”, dijo.

Destacó que antes no se veía este tipo de situaciones, y ahora todos los compañeros sienten gran indignación, pues a nivel nacional e internacional hay un gran repudio.

“No estamos de acuerdo en los hechos contra los luchadores sociales, hemos tomado precauciones necesarias y formas de seguridad, pero no deberían de ser las amenazas de los servidores públicosa”, comentó.

Refirió que en el caso del periférico, el último hecho de manifestación fueron las exigencias hacia la empresa y el derecho de vía, se indicó que nadie debe estar por encima de la ley, “pero siguen intimidando y violan los derechos humanos y es así como actúan”.

Por ello, dijo que busca nuevas formas de manifestación pues no se detendrán.