II Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba


Colegiaturas, gastos médicos, honorarios dentales y de anteojos, son deducibles para la declaración anual que presentan en el mes de abril las personas físicas.

Sin embargo, al momento de realizar el pago no es suficiente con pedir la factura, pues además este se debe realizar con tarjeta de crédito, dèbito, cheque o con transferencia, ya que es con estas formas de pago que se puede deducir, siendo el motivo principal el rastreo de la actividad financiera.

El contador Fernando Mejía Cruz, de Multiasesorías Fiscales y Contables, mencionó que un asalariado, un profesionista, un empresario que es persona física y realiza el pago de la colegiatura de sus hijos y pretende que Hacienda le devuelva recursos al presentar la factura, debe evitar el pago en efectivo para que éste pueda ser deducible, pues aunque las instituciones están obligadas a entregar la factura, es únicamente con las modalidades de pago antes mencionadas que se puede deducir.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) han emprendido una campaña publicitaria donde destacan “pide factura y Hacienda te devuelve”, sin embargo, no especifican que existen requisitos para poder realizarlo, pues el primer paso es solicitar la factura y luego pagar con un medio distinto al efectivo.

Cabe mencionar que éstas son parte de las reglas que aplica la SHCP para deducir impuestos, además de que es una forma de vigilar los movimientos financieros de cada individuo, pues con los pagos que se realizan con algún plástico se va dejando rastro de la actividad, puesto que el fisco busca con estas obligaciones tener vigilada la actividad financiera, es decir, el fin es bancarizarnos y evitar lo más posible que la población no recurra al efectivo.