En Veracruz, el robo a vehículos es un delito que se ha salido de control en los últimos años. Tan sólo de 2005 a mayo de este año, hay reportes de 53 mil 156 casos de este tipo de delito con o sin violencia.

De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado que son consignados de las averiguaciones previas o carpetas de investigación en el índice delictivo del fuero común del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 10 años las cifras han aumentado hasta tres veces más, principalmente en los hechos que son cometidos sin violencia y se desconoce cuáles de estos han sido castigados por la justicia.

En el caso de robos cometidos con violencia, van 11 mil 250 en todo el estado; mientras que las desapariciones de unidades vehiculares sin violencia han sido 41 mil 906.

Y es que según este documento -que se encuentra disponible en el portal de transparencia de dicha oficina- los años más críticos han sido 2012 y 2013 con más de 6 mil 800 y 6 mil 600 casos, respectivamente.

En 2015, en la entidad se presentaron mil 367 robos con violencia y 4 mil 536 sin violencia, es decir, 5 mil 792 robos en total.


Y en Orizaba…

En lo que respecta a Orizaba, la organización civil Semáforo Delictivo que realiza estadísticas de las principales ciudades del estado, ubica al municipio en el lugar 10 con 78 casos consignados hasta mayo.

De esta forma, estable que en los últimos cuatro años, en la ciudad han ocurrido 963 robos: 255, en 2012; 224, en 2013; 195, en 2014, y los actuales mencionado anteriormente.

Conforme a lo establecido en el Código Penal del Estado de Veracruz en su artículo 209, una persona que robe cualquier tipo de vehículo automotor le serán impuestos de cuatro a 10 años de prisión y hasta de trescientos días de salario.

Pero si el conductor o algún pasajero se encuentra dentro de la unidad, las penas aplicables se aumentarán hasta en una mitad.


Jacqueline Aviléz/El Mundo de Orizaba