Desde las siete de la mañana de este lunes maestros integrantes del Sindicato Unificador de Trabajadores al Servicio del Magisterio (Sutsem), tomaron las instalaciones de los bachilleratos para exigir al gobierno del estado el pago de adeudos así como alto a la represión en Oaxaca.

En Orizaba fueron tomados el Colegio Preparatorio de Orizaba (CPO) y la Escuela de Bachilleres Oficial Diurna de Orizaba (ESBO).

Rosalía Carrasco, secretaria de Organización y Conflictos del sindicato mencionado con representación en la ESBO, dijo que la toma de las instalaciones se debe a una inconformidad por el incumplimiento del gobierno de fechas para pagos con adeudos de maestros que llevan más de cuatro años y no se les ha hecho su pago.

Además, comentó que se han hecho mutilaciones a los salarios de los trabajadores activos, “nos están descontando para pensiones, pero pensiones no les está pagando a los jubilados en tiempo y forma a los pensionados”.

Destacó que ya están hartos pues el descuento se hace puntualmente pero no llega el dinero a los lugares correspondientes alegando que no hay dinero, “son miles de maestros pero de la ESBO son como 17 que les deben de 4 a 5 años y acuden a trabajar sin recibir algún pago”.

Señaló que mantendrán el paro y podría ser indefinido hasta que no se haga el pago, “nos tratan como delincuentes, la situación es difícil en Veracruz y ya queremos que pare esa violencia, somos 70 profesores”.

En tanto el secretario Juan Manuel Domínguez Amador, delegado del Sutsem en el CPO, dijo que en todo el estado se acordó realizar el paro por órdenes desde Xalapa, pues hay pagos atrasados que no se han hecho ni a los activos ni a los pensionados.

Señaló que en el CPO hay tres compañeros y 5 activos que con adeudos de cinco años se mantienen sin pagar y varios llevan años cubriendo el grupo y no se les paga.

Y esperan los huelguistas una pronta solución pues el dinero se llevó a otras instancias sin que les entreguen lo suyo, por lo que  39 profesores del Sutsem iniciaron este día el paro de labores que hoy podría recrudecer.


Gisela Hdez. Muñoz/El Mundo de Orizaba