Los constantes hechos violentos en Veracruz lo han puesto en el octavo lugar nacional con más muertes de mujeres, según el ranking establecido por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) a través de denuncias, atención a víctimas y aparición en medios de comunicación.

Tan sólo en la última semana fueron reportadas las muertes de tres mujeres en la zona centro del Estado: dos en el municipio de Atzacan y una en Tierra Blanca.

Y es que el feminicidio –delito penal tipificado en 2011– es el asesinato de mujeres por parte de hombres que las matan por tan sólo el hecho de serlo.

Algunos de ellos son producto del odio y muestran extrema violencia contra las féminas con diferentes maneras de humillación, abandono, terror, maltrato físico y emocional, hostigamiento, abuso sexual, incesto, entre otros.

Conforme a datos del Centro de Estudios de Género de la Universidad Veracruzana, sólo en el primer trimestre de este año ocurrieron 42 asesinatos violentos, 33 de ellos fueron determinados como feminicidios. Sin embargo, de acuerdo a las estadísticas de esta unidad, al menos 100 mujeres son asesinadas cada año.

Los lugares donde más se presentan casos son: Papantla, Cuitláhuac, Actopan, Emiliano Zapata, Veracruz, Medellín de Bravo, Coatzacoalcos y Minatitlán.

Las cifras siguen siendo alarmantes. En 15 años, es decir de 2000 a 2015, la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene el registro de mil 214 casos de homicidios dolosos a mujeres y niñas, aunque sólo fueron presentadas mil 109 denuncias.

La FGE reporta que la mayor parte de las víctimas se concentran en el grupo de mujeres entre los 21 y 20 años, seguido de quienes están entre los 31 y 40 años; el de 11 a 20 años; y el de 41 a 50.

Debido a esta situación, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación (Segob), emitiera 15 recomendaciones para definir si era necesaria la alerta de género o no en Veracruz. Esto fue entregado la primera quincena de enero para resolverse en menos de seis meses.

Y a pesar de la constante demanda de grupos y activista sociales en defensa de la mujer, esto quedó detenido.

Entre los requerimientos de la Segob se encuentra relacionado con el trabajo de las autoridades responsables en materia de procuración e impartición de justicia, así como con la capacitación de funcionarios y con la atención y apoyo a las víctimas.

La directora del Colectivo Cihuatlactoli A.C., María de la Cruz Jaime García, manifestó en días pasados que desde 2015 han estado solicitando esta alerta y no se ha podido concretar por la visión misógina que tienen sus gobernantes porque “la vida de las mujeres no es prioridad en Veracruz”.


Jacqueline Aviléz/El Mundo de Orizaba