En el marco del festejo del Día del Ingeniero, el Instituto Tecnológico de Orizaba (ITO) reconoció a los alumnos de la primera generación de esta casa de estudios los cuales se graduaron hace 50 años.

De los 10 estudiantes que se graduaron en 1963, ocho de ellos fueron los que recibieron un reconocimiento, pero también se recordó a los dos finados que formaron parte de la generación.


De los primeros

graduados

Francisco Javier Rahme Elías nos platicó que durante su preparación en el ITO pasó por muchas aventuras debido a que les tocó ser pioneros y la escuela era nueva, “recuerdo que no teníamos laboratorios completos, por lo que nuestras prácticas las hacíamos en el Instituto Politécnico de México”, recordó.

“Nosotros salimos graduados en la generación 63-69, que fue la primera, y es un honor que nuestra alma máter nos haga un reconocimiento por los 50 años que cumplimos de estar ejerciendo la profesión”, dijo.

Explicó que después de que se graduaron comenzó la aventura porque salieron a buscar la vida como profesionistas, y aunque en ese entonces la cervecería los iba a contratar para la planta de Guadalajara, el gobierno de allá se opuso, por lo que comenzaron a buscar un lugar para trabajar y él se involucró en la industria azucarera y actualmente se dedica a su negocio propio.


TERESA HERNÁNDEZ/EL MUNDO DE ORIZABA

II en día del ingeniero