Córdoba, Ver.- El fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz, dijo que en el caso del asesinato del periodista, Ricardo Monlui, se siguen dos líneas de investigación, una de ellas su labor periodística, pero será la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (Feadle), la que avance con la investigación pues el caso será atraído por nivel federal.

El fiscal informó que se activó el protocolo de medidas cautelares para la familia del reportero, y este será vigentes hasta pasar la emergencia.

Por el momento no se permitirá la cremación de los restos del reportero, pues el nuevo código penal impide hacerlo en situaciones de violencia, por lo que se realizará la necropsia de ley para que la evidencia se integre en las carpetas de investigación.

Advirtió que no habrá impunidad en el crimen, y la familia ya aporta información sobre si había amenazas en contra del reportero asesinado por desconocidos de varios balazos.

Rechazó que la región centro del estado sea un foco rojo para el ejercicio periodístico: “Es una situación que sucedió, esperamos que no se vuelva a repetir, el tema de prevención le corresponde a la Secretaría de Seguridad Pública.

Dijo que la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (Ceapp), trabaja de forma coordinada para activar los mecanismos de protección en caso de los periodistas que se sienta amenazados.

El fiscal recomendó a los periodistas, y ciudadanía realizar protocolos básicos de seguridad: “Estar al pendiente de con quién nos juntamos, con quien hablamos, esto no debe generar temor, y menos en los medios, tiene que tener la tranquilidad de comunicar a la sociedad, y nadie puede limitarle ese derecho”.

AVC NOTICIAS/Foto: AVC NOTICIAS