II César Carrillo

El Mundo de Orizaba


La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a través del Sistema de Administración Tributaria (SAT) recrudeció la persecución en contra de contribuyentes y evasores.

Tan sólo durante enero, el SAT aplicó más de 11 mil auditoras a empresas y personas físicas del país en casos donde detectó discrepancias fiscales o inconsistencias en algún punto de su operación.

En la región, los “actos de molestia”, es decir, procedimientos de fiscalización a contribuyentes se han incrementado aproximadamente en un 40%, según reveló el contador Fernando Mejía Cruz.

Esto se debe a que el SAT, explica, utilizará todas sus herramientas para detectar la evasión o reportes que no coincidan con la realidad.

De esta manera, el SAT implementa operativos físicos, con la visita a establecimientos para revisar la operación en mostradores, aunque en realidad, las revisiones a través de un solo clic, pueden dar a el órgano de gobierno datos de las operaciones.

Fernando Mejía Cruz sostiene que en la mitad de las auditorías, el SAT aplica multas a los contribuyentes al detectar las irregularidades.

El SAT había anunciado el inicio de auditorías en marzo del año pasado, cuando adelantó la aplicación de 4 mil 500 auditorías.