II Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba


Canadá sería la siguiente opción para los migrantes, sin embargo con mayor probabilidad para la mano de obra altamente calificada, consideró Agustín García Márquez.

Esto como respuesta al muro fronterizo anunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que limitaría la migración de los mexicanos en búsqueda de mejores ingresos económicos.

Y es que de acuerdo con el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), se tiene un registro de 11 millones 913 mil 989 mexicanos que viven fuera del país, de los cuales 97.70 por ciento radican en Estados Unidos.

García Márquez destacó que Canadá es una opción para la búsqueda de empleos, donde el requerimiento de los mercados laborales es mano de obra altamente calificada, principalmente en la industria automotriz y computación.

Aseveró que Europa y China son otro mercado fuerte para la migración, sin embargo en México no se tiene la tradición de hablar esos idiomas, y es que el país no construyó otras posibilidades de migración o vinculación con otras ciudades más que con EU.

Sin embargo, dijo que la construcción del muro como amenaza ya ha tenido efectos económicos, políticos y sociales, pero existe la interrogativa si será construido algún día, pues es una realidad para la cual hace falta mucho.

En este sentido mencionó que la construcción del muro está afectando a toda América Latina, pues hay regiones de Estados Unidos que su economía depende de la migración como consumidores, así como la relación con las personas que pasan a comprar en la zona de frontera.

Expuso que aunque la migración a Estados Unidos es importante, es un tema que no tendrá un impacto tan fuerte en Veracruz con la construcción del muro fronterizo, pues existen muchos municipios que a través de iglesias protestantes han logrado colocarse en puestos de trabajo facilitando el envío de las remesas, siendo los migrantes que tienen menos riesgos.

Agregó que en México se necesita una limpia, bajar los niveles de delincuentes, pues se tienen las condiciones necesarias para hacerlo, pues la gente que se va lo hace porque no encuentra en el país condiciones de una vida mejor.