II Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba

A partir de este año, los candidatos y partidos políticos que deseen utilizar la imagen de un menor de edad en sus campañas o mensajes publicitarios tendrán que contar con el permiso de sus padres y del mismo niño o niña. De lo contrario, podrán ser sancionados.

Esto quedó establecido luego que el Instituto Nacional Electoral aprobó los “lineamientos para la protección de niñas, niños y adolescentes en materia de propaganda y mensajes electorales”, con la intención principal de garantizar los derechos, la integridad e imagen de los menores.

Esta medida entrará en vigencia a partir del proceso electoral 2017 donde el domingo 4 de junio habrá elecciones en Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz.

El proyecto, aprobado por unanimidad, establece los requisitos para mostrar a niñas, niños o adolescentes en la propaganda político-electoral ya sea de manera directa -cuando son exhibidos con el propósito de que formen parte central de la propaganda, mensajes, o del contexto de éstos-, o de forma incidental, cuando sean exhibidos de manera referencial sin el propósito de que sean parte del mensaje y contexto de la propaganda.

En un comunicado emitido por el INE, se indica que entre las condiciones contenidas en los lineamientos para permitir la aparición de la imagen, voz o cualquier otro dato que haga identificable a los menores en materiales de propaganda, se encuentran el consentimiento de los padres, de quien ejerza la patria potestad o de los tutores.