II Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba


Tanto el Servicio de Administración Tributaria, como el banco Bansefi requieren al Gobierno del Estado un pago de casi 13 mil millones de pesos por adeudos que se obtuvieron en la administración de Javier Duarte, ante esto, voces coinciden en que si no se cobraron los adeudos cuando Duarte estaba, posiblemente fue porque llegaron a acuerdos o existía complicidad para que no se saldaran las cuentas.

El economista y socio presidente de ZH&C Consultores, Juan Carlos Esqueda Arias, indicó que si anteriormente no se exigió a Duarte el pago de estos recursos, posiblemente sea porque existía un acuerdo.

“Hay que ver si esos adeudos tenían fecha de pago, todo esto es parte de lo que hay en la cloaca del exgobernador, no se sabe a ciencia cierta que arreglos tenía con los organismos, pero ahora con todo lo que se sabe de él, no sorprende que existan más sobornos o acuerdos pactados”.

El abogado Edgar Eduardo Rivero señaló que, si bien ahora se está buscando que el gobierno de Miguel Ángel Yunes pague los adeudos acumulados, se debe investigar con esos organismos que acuerdos sostuvieron con el priísta, pues al no exigirlos cuando el mandatario aún seguía en el poder, puede dejar en evidencia que existía un trasfondo u acuerdo que posiblemente favorecía a ambas partes.

“Sería necesario que las autoridades intervengan y exijan a aquellos que manifiestan adeudos, que expliquen por qué esperaron hasta este momento para pedir esos recursos y dejar en evidencia las cantidades que se les deben, ellos también deben rendir cuentas, nadie hace tratos comprometedores sin que exista un beneficio sólo que sean muy amigos”, agregó.