II Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba


En el nivel superior, cinco de cada 10 estudiantes tienen problemas alimentarios y casi cuatro de ellos presentan sobrepeso u obesidad, principalmente porque mantienen problemas de ansiedad lo que los lleva a consumir alimentos con altos índices de grasa o azúcar.

La nutrióloga Gloria Angélica Raya Magaña, de la Secretaría de Salud, indicó que los jóvenes que están a punto de unirse al mundo laboral sostienen grandes cargas de tensión, lo que provoca que no lleven una alimentación adecuada, esto implica que en un corto plazo presenten enfermedades.

Por otro lado, la situación económica implica en la alimentación ya que se trata de jóvenes que están próximos a concluir sus estudios, el recurso con el que cuentan es mínimo, pues la gran mayoría en las escuelas públicas tienen que trabajar y estudiar, complicando más su situación.

Detalló que además de que están sometidos a diferentes cargas de presión, una por aprobar y concluir sus estudios, es por ello que al concluir con sus estudios el cincuenta por ciento presenta problemas alimenticios.