Las Vigas.- Los féretros de María Blanca Jiménez y Luis Cano Falfán fueron colocados en palacio municipal de Las Vigas para exigir justicia por la pareja asesinada por un conductor ebrio la noche del viernes.

Los familiares y amigos llegaron hasta palacio este domingo previo al entierro y ante la nula atención de la autoridad voltearon una patrulla municipal que se encontraba en el lugar.

Los familiares denunciaron que el accidente ocurrió a la 7 de la noche del viernes, cuando un conductor en estado de ebriedad acompañado de otras tres personas, arrolló de frente a la pareja que viajaba en una moto de regreso del trabajo sobre la calle principal de Las Vigas.

En el lugar murió Luis Falcón de 38 años, Blanca de 41 años murió minutos más tarde de camino al hospital de Perote.

La evidencia era mucha, había testigos de los hechos y en el auto se encontraron botellas vacías,

A pesar de ello, los policías municipales reportaron solo el accidente, nunca los muertos ni el estado etílico del automóvil.El conductor quedó prensado en el volante por lo que fue trasladado a Xalapa , donde hoy quedaría liberado pues no se realizó un reporte completo de los hechos.

Al menos 22 horas Después de los hechos, la fiscalía levantó el reporte completo y real del accidente, luego de la presión de la familia ante los hechos.

La familia reclamó alComandante de la policía municipal estar coludido con los culpables del accidente, pues omitió aspectos claves del accidente que pusieron en riesgo la justicia para este caso."Nosotros lo que queremos es justicia, ya que llegó un nuevo gobernador , si quiere empezar algo, Que empiece por hacer justicia en Las Vigas", reta uno de los familiares.

La turba tardó desde las 9 de la mañana hasta pasada la 1 de la tarde cuando los familiares fueron atendidos por personal de la secretaria de gobierno.El lugar fue acordonado por policía ministeriales quienes llegaron a tomar fe de los hechos.

AVC

Notas Relacionadas