II Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba


Las mujeres, además de enfrentar problemáticas sociales, por la desigualdad y la violación a los derechos humanos, en el sector económico también tienen un rezago, principalmente las mujeres jóvenes.

Y es que en 2016, sólo el 30.9% de las mujeres entre 15 y 24 años trabajaba, por el 56.7% de los hombres en el mismo rango de edad, según el Sistema de Indicadores de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Si bien la mujer hoy en día ha logrado destacar en el ámbito laboral, sobre todo porque ya comienza a ser más común que encontremos a mujeres ocupando importantes puestos de trabajo, venciendo los estigmas de que sólo el hombre podía ser chofer o dedicarse a la construcción, aún existen rezagos en este ámbito, pues según la Organización de las Naciones Unidas, la ONU, en México, manifiesta que la mujer participa más en la actividad económica informal y en trabajos de poca calidad.

ONU México manifiesta que cerca de un 42 por cierto de las mujeres participan en el mercado laboral, comparado con un 76 por cierto de los hombres, además, de acuerdo con datos de Inmujeres, las féminas dedican un promedio de 29.8 horas a tareas domésticas no remuneradas a la semana, por 9.7 horas dedicadas a esas actividades por los hombres.

La primera barrera que existe para sobresalir está en uno, pues si se comienzan a vencer aquellos comentarios como “Esto no es para niñas”, “Eres marimacha si te dedicas a eso”, entre otros, se podrá alcanzar la meta visualizada.