Ciudad de México.- La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI citó este martes al Gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, para escuchar su defensa ante las acusaciones de corrupción que existen en su contra.

El presidente del órgano interno, Fernando Elías Calles, reconoció que ante la posibilidad de que el ex Mandatario no se presente, la Comisión puede recibir en la audiencia al representante legal que designe el veracruzano para esos efectos.

Fuentes de la dirigencia nacional adelantaron que, ante la orden de aprehensión que existe en contra de Duarte, es probable que no asista a la cita, lo que daría pie a iniciar, de manera formal, los trámites para su expulsión de las filas del tricolor.

"Si no se presenta ni envía a un representante legal para representarlo, la Comisión habrá cumplido con lo procesal, pero nos da espacio para resolver con inmediatez el tema de su expulsión", detalló.

La semana pasada, la dirigencia nacional del tricolor informó que los comisionados habían tomado la decisión de procesar con mayor velocidad el recurso para sancionar a Duarte, luego de que la PGR oficializó que es buscado para responder por diversos delitos.

Los priistas consultados no descartaron la posibilidad de que en la audiencia de puedan presentar nuevas pruebas acusatorias por parte de alguno de los denunciantes, lo que incluso podría acelerar la sanción contra Duarte.

De acuerdo con el Código de Justicia Partidaria, un militante del PRI puede ser expulsado de ese partido por cometer faltas de probidad o delitos en el ejercicio de las funciones públicas que le fueron encomendadas.

También por realizar acciones políticas contrarias a los documentos básicos o a los lineamientos de los órganos de ese partido.

Reforma