II RAYMUNDO GARCIA G.

EL MUNDO DE ORIZABA

 

María de Jesús León Pérez tiene 76 años, hace tres le diagnosticaron cáncer de colon, y a pesar de que es urgente, en el IMSS no la han podido operar por falta de una engrapadora, necesaria para la intervención quirúrgica.

En dos ocasiones el IMSS le programó la cirugía, mismas que fueron canceladas con el argumento de que “aún no tenemos la engrapadora”.

Por ello, sus hijos decidieron juntar dinero y comprar una que costó 6 mil pesos, sin embargo el médico especialista le dijo que esa no servía porque estaba demasiado grande.

Fue una inversión perdida, pues en la tienda donde la adquirió no se la cambiaron por no tener en existencia con las especificaciones requeridas, dijo su hijo Sabino Cruz León.

Desde el 9 de noviembre de 2012 le fue diagnosticado el cáncer de colon, le han tratado de controlar la enfermedad mediante quimioterapias, “me han controlado con las quimioterapias, ya muchas, pero ya no aguanto más, urge la operación”, exclamó.

Ella es originaria del Ejido Pozo Hondo, Acula, Veracruz, de la Cuenca de Cosamaloapan, es ama de casa y debe venir cada 15 o 20 días a las citas que les agenda el IMSS en el Hospital de Orizaba.

Acudir a sus citas representa 4 horas de camino, y un gasto de más de 1,500 pesos en pago de combustible, casetas y alimentos.

El miércoles vinieron a Orizaba con la esperanza de que le dieran la fecha para su operación, pero regresaron con el mismo ánimo, el médico no les dio fecha argumentando que aún no tienen la engrapadora; por ello manifestaron su inquietud plantándose fuera del hospital, pidiendo ayuda.

Si alguien tiene la intención de ayudarlos, puede comunicarse al teléfono 22881129822.