II César Carrillo 

El Mundo de Orizaba 


Los trabajos de construcción de la antena de telefonía celular de la empresa Telcel en la colonia Cidosa fueron reiniciados esto a pesar de las inconformidades de vecinos quienes aseguran serán afectados por las emisiones de radiación que emite la infraestructura de Grupo Carso. 

Los trabajos de construcción se retomaron el pasado 7 de septiembre después de que los encargados de la obra colocaran a la vista del inmueble el permiso de Obras Públicas expedido el día anterior, según informaron vecinos. 

Denunciaron que las autoridades orizabeñas se han cerrado completamente al diálogo y que han hecho caso omiso a las argumentaciones de los vecinos.

Insistieron que en primera instancia la empresa Telcel llegó a construir su antena sin el permiso correspondiente aunque este fue emitido tiempo después, además de que no se consideró un estudio de impacto ambiental ni requerimientos mínimos de las normas internacionales. 

En ese sentido señalaron que el lugar no es factible para la antena por estar cerca de una institución educativa, a escasos metros del paso de gasoductos, y en una zona de tierra inestable que hace años era orilla de río. 

Sin embargo, ante la nula respuesta de autoridades y el actuar impune de la empresa, reiteraron su disposición para efectuar nuevas estrategias de manifestación como la toma de las calles. 

Será el día de hoy a las cinco de la tarde cuando los vecinos de la colonia Cidosa realicen una nueva reunión para determinar las acciones a seguir.