Agencia AVC


Xalapa, Ver.- Tras señalar que los delitos no prescriben, el auditor general del Órgano Superior de Fiscalización (Orfis), Antonio Portilla Vásquez, afirmó que fue la investigación periodística de “Animal Político”, la que los llevó a revisar nuevamente las cuentas públicas de los años 2012 al 2014 y detectar irregularidades en la constitución de las “empresas fantasmas” que recibieron más de 900 millones de pesos por contratos del gobierno.

Y es así como se presentó una denuncia contra funcionarios de la SEV, Protección Civil y la Sedesol.

Justificó el trabajo del Orfis al señalar que ellos detectaron algunas inconsistencias, que notificaron a los órganos internos de control de las dependencias para que se fincara alguna responsabilidad

Aseguró que el hecho de que ya se hayan aprobado las cuentas públicas, de parte del Congreso local, no afecta en la investigación. Explicó que la querella es para que las autoridades investiguen si existen o no los bienes y servicios por los que se pagó en otros ejercicios fiscales.