Comerciantes que están ubicados en inmediaciones de la sala de juicios orales sobre la avenida Norte 3 temen por su seguridad y además indican que no tienen ventas, debido a que cuando se registra el traslado de algún reo de alta peligrosidad, las avenidas son cerradas y el arribo de policías encapuchados intimidan a transeúntes y comerciantes.

Más de 20 comercios se encuentran ubicados sobre la Avenida Norte 3, entre Poniente 4 y Poniente 2, ellos denuncian que cuando al lugar arriban policías resguardando criminales, no registran ventas y además generan un estado de temor entre los locatarios y entre quienes buscaban circular por esta vía o deseaban adquirir algún producto en estos locales. 

Éste también es un punto en contra para los comerciantes del Mercado de Artesanías de las Altas Montañas, pues de igual forma se ven afectados por el cierre de estas vialidades que conforman el centro de la ciudad, ellos también temen por su seguridad, pues están expuestos en caso de que se registrase un posible enfrentamiento entre grupos delincuenciales y los uniformados.

Los comerciantes señalaron que una buena opción sería que la Sala de Juicios Orales fuera trasladada a otro punto con menos concurrencia donde se evite el daño económico y emocional de la población.Temen enfrentamientos por sala de juicios orales

Yamilet Gámez/El Mundo de Orizaba