ABEL VALDEZ 

EL MUNDO DE ORIZABA


La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) descartó un amparo a docentes de Veracruz en contra de diversos artículos de la Ley General del Servicio Profesional Docente.

Por ello, el máximo tribunal autorizó que la separación por no acreditar las condiciones de permanencia en el cargo, no constituye una castigo administrativo.

Y es que con tres votos a favor y dos en contra se aprobó el proyecto del ministro instructor, Arturo Zaldívar, el cual resolvió no proteger ni amparar a los maestros.

64 docentes impugnaron la constitucionalidad de los artículos 22, 53 último párrafo, 71 y 74 de dicha ley, que facultan a la autoridad educativa u organismos descentralizados para dar por terminado el nombramiento, particularmente cuando los maestros no alcancen un resultado suficiente tras presentar tres evaluaciones.

Por lo anterior, el profesor Ramón Tepole González, integrante del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano-CNTE, dijo que lo que se observa de este caso es que era previsible, porque no hay que olvidar que los amparos que metió la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en cantidad hace un año y después hoy en día se dio el resolutivo.

Sin embargo, explicó que lo anterior demuestra que hay una línea en la SCJN, es decir ellos ya no obedecen a quien tiene derecho y quien no, sino obedecen a lo que les ordenan desde los pinos o los poderes fácticos que intentan controlar todo.

Además, los empresarios piden mano dura al Gobierno mexicano en contra de los maestros debido a las manifestaciones y bloqueos, “se observa cada vez más la intromisión de los que en verdad mandan en el país”.

El profesor Ramón Tepole aclaró que ni la CNTE ni los maestros buscan confrontación, pero es un hecho que si cae la reforma educativa, las demás también lo harán.