El Obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, compartió el mensaje del Episcopado ante el proceso electoral 2018, e hizo un llamado a los ciudadanos a realizar un voto libre, secreto, razonado y sobre todo buscar cuál opción propiciará el bien común, además exhortó a no dejarse llevar por las dádivas.

El prelado dio a conocer que luego de la reunión nacional de obispos, se terminó el esquema del proyecto general de pastoral, que es el plan global 2031-2033 con motivo de los 500 años de las apariciones de la Virgen de Guadalupe y los 2000 años de nuestra redención.

Asimismo, dijo que en la reunión se emitió el mensaje de los obispos la provincia eclesiástica de Xalapa, el cual fue denominado “Participemos en el Proceso Electoral 2018”, dónde se contempla que la Pascua del Señor Resucitado, anima a llevar una vida coherente con la fe y los deberes ciudadanos.

Mencionó que es muy común escuchar que se debe buscar el menor mal, sin embargo la invitación de los obispos, ante las próximas elecciones es que hagan un discernimiento para que vean cual opción puede propiciar el mayor bien.

“Nosotros animamos a pensar el voto... Quién realmente respeta los derechos humanos y la solidaridad de los pobres y de los excluidos, por qué los derechos humanos empiezan desde el vientre, desde el momento de la concepción y terminan hasta la muerte”, destacó.

Cervantes Merino señaló que al momento de elegir se deben enfrentar los grandes desafíos, como el desempleo, la inseguridad, la corrupción, los agravios a la vida humana, la delincuencia organizada y la crisis de los valores, lo que hace aún más urgente que todos participen en las elecciones.

Enfatizó que se debe analizar muy bien a los candados a diputados, pues son los que hacen las leyes, que se debe ver qué sean favorables al desarrollo integral de las personas, y no que sólo se dediquen a descalificarse sin tomar en cuenta a los que representan, “después se hacen leyes, se toman determinaciones que no siempre van con los intereses reales de la comunidad (...). Hay que ser responsables, porque sabemos que no nos podemos seguir reduciendo (sic), a personas que se venden de muchas maneras”.



Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba