Los problemas de corrupción, impunidad e inseguridad en México están llegando a niveles inimaginables. De acuerdo a empresarios y comerciantes de la región Córdoba-Orizaba, la estrategias y las leyes no están funcionando para disminuir los hechos de violencia que tanto están lastimado a las familias.

De manera anónima, señalaron que la violencia está llegando al punto de una total impunidad por el crecimiento delincuencial que se ha dado en los últimos meses.

Cuestionados sobre los datos presentados por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que establece que el 44 por ciento de los empresarios ha sido víctima de algún delito y 43.2 por ciento experimentó algún acto de corrupción en el último año, miembros de este sector insistieron que son alarmantes y que se está padeciendo mucha impunidad.

“Seguramente muchas acciones de seguridad han dado resultado, pero el crecimiento delincuencial hace parecer que no, que estamos peor. Creo que mucho tiene que ver con que los delincuentes no tienen una sanción severa y todo el trabajo de las autoridades y organizaciones se desaprovecha”, dijeron.

De igual forma, exigieron que los legisladores cambien las leyes para ser más duras con los que están fuera de la legalidad. De igual manera hicieron un llamado a que los ciudadanos mayores de edad, de manera individual u organizada participen propositivamente en los problemas que aquejan a la sociedad.



De la redacción