Xalapa.- Familiares de Rubén Espinosa Becerril, foto periodista asesinado en la Ciudad de México, expresaron que la investigación sigue su curso pero lleva anomalías para no castigar a los reales responsables de su muerte y otras cuatro personas.

A un año de su asesinato en un departamento de la colonia Narvarte en la Ciudad de México, la investigación arroja pruebas de ADN masculino no correspondientes al único varón asesinado, es decir, a Rubén Espinosa Becerril, ni a ninguno de los tres detenidos.

“Después de un año, el crimen sigue impune, con tres ‘presuntos culpables’, de los cuales se contradicen sus declaraciones, en donde los fundamentos y pruebas no son contundentes ni claras. Existen muchos elementos por investigar y cabos sueltos, llamadas hacia y entre los detenidos en la escena del crimen, ADN masculino no correspondiente a Rubén ni a los detenidos, pisadas masculinas, registros de llamadas completas, revisión de videos completos y más aspectos de importancia”.

Patricia Espinosa acudió a Xalapa, donde vivió y trabajó los últimos años su hermano Rubén, para exigir justicia y reiterar la urgencia de línea de investigación referente a su labor periodística en la capital de Veracruz.

 

AVC Noticias