Así lo dijo el director de gobernación del Ayuntamiento, Juan Ramón Herebia Hernández, quien aseguró que fue realizado un censo de los afectados y fueron detectados Raquel Severiano Reyes, María Guadalupe González Cortés, María Antonieta Hernández Delgado, Emmanuel Arroyo Carrera, Lucrecia Hernández e Isabel Tapia, a quienes el agua entró en sus casas.

Manifestó que el próximo lunes tendrán un acercamiento con la empresa que es propietaria del canal que atraviesa dicha unidad habitacional, para pedirles que lleguen a un acuerdo con los afectados por los daños que sufrieron.

Recalcó que el problema que se presentó fue por el mal manejo de la compuerta del canal, tal como sucedió durante 2014 donde también resultaron afectadas algunas familias de esta zona. Así, precisó que no es posible que se continúen presentando este tipo de situaciones y que se debe responsabilizar y llamar a cuentas al encargado de estas labores.

“No es posible que esta situación se continúe presentando, deben llamar a cuentas al compuertero porque ayer lo tuvieron que estar buscando por cielo, mar y tierra porque no lo localizaban. Cuando se cerró la compuerta se acabó la inundación. En este momento, ya está el personal del ayuntamiento con dos vehículos vactor y retroescavadora haciendo trabajos de mitigación para que en caso de que se presentara nuevamente un mal manejo de la compuerta, no se sufra estas inundaciones”, dijo.

De esta forma, el funcionario sostuvo que esta empresa tiene la obligación de responderle a los vecinos porque “fue un error de ellos” y los vamos a llamar a cuentas.

Herebia Hernández indicó que la lluvia del viernes ha sido la más fuerte del año y que durante este fin de semana se encuentran en alerta máxima debido a que “es el pico más alto de la temporada”.

 

II Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba