Los locatarios del mercado Emiliano Zapata, se sienten traicionados e indicaron una vez más, que no reconocen a Tomasa López, David Niño, y José Soriano, como sus líderes, pues son libres y ellos mismos se representan, por lo que no acudirán al Ayuntamiento a reunirse con el alcalde, como el mismo edil les solicitó en su momento.

“Si el señor presidente municipal quiere hablar, que venga aquí al mercado, no tiene, por qué citarnos en el Palacio, la situación es aquí”, dijeron.

Replicaron que sienten traición por el alcalde debido a que les quiere quitar sus lugares al tener la idea de que sólo tienen conseciones.

Explicaron que el grupo de Tomasa López, ocupa sus locales como bodega y ellos venden afuera, lo que se supone no se debe permitir, “aquí la administradora recibe órdenes y así hace y les permite por indicaciones de Reinoso”.

Comentaron que sólo una ocasión el alcalde ha acudido al mercado, pero no habló con nadie, sólo llegó con su equipo de seguridad y sus funcionarios para conocer el lugar y luego se retiró.

“No entendemos por qué el señor hace esto a sabiendas de que nosotros no reconocemos a los líderes con los que él quiere tratar, nosotros no tenemos líderes, yo creo es una tradición si el se reúne con esas personas que nadie quiere”.


Intimidación

Hacen responsables al alcalde si alguno de los locatarios tienen algún problema o vive una situación violenta.

“Que quede claro, si le pasa algo a José Soriano, responsabilizamos al alcalde Juan Manuel Diez, a Tomasa López y a David Niño, de igual forma por lo que pudiera pasar contra Rosa y otros compañeros o familiares”, dijeron.

Indicaron que han sido amenazados por Tomasa López, quien dijo que se no se quedaría con las manos cruzadas y haría algo para que esto no quedará así.

“Ella es muy agresiva y quiere imponer lo que ella dice, pero si pelea y defiende al Ayuntamiento es por algo, aquí no peleamos entre nosotros; ella pelea, por qué lucra por hacer algo”, comentaron.

Toda persona que realice acto de protesta y agitación se le quitará su conseción, “nosotros no estamos agitando, estamos defendiendo nuestro derecho laboral que en la Constitución está, tenemos derecho a trabajar”.

Señalaron que si David Niño fuera comerciante, debería estar en el mercado, “¿no será que el señor este en nómina del Ayuntamiento de Orizaba?; queremos saber si él y Tomasa reciben dinero en la nómina. Ninguno de ellos puede decir que agredimos ni decir que nos pueden quitar la conseción”.

Señalaron que no permitirán la intimidación, pues de lo contrario tomarán otras medidas, “arriba del Presidente hay otras personas y así sucesivamente, y recurriremos hasta las últimas instancias para que nos apoyen”.


Juegos

Los comerciantes, dejaron ver que la actual administración planea todo un juego para desestabilizar la organización del sector comercial en los mercados como ya ha pasado en otras ocasiones.

Pues refirieron que cuando el Gobierno tenía conflicto con Tomasa, les dijeron que la golpearan para sacarla del mercado, pero no lo hicieron “Alejandro Loyo, vino y nos dijo que le rompiéramos su madre si nos provocaba, casi lo hicimos y ahí sigue a pesar de que nos provoca”.

Reiteraron que debe quedar claro, que si quieren el mantenimiento más no la reubicación y que si hay confrontación, “es por culpa del Presidente, y su gente  que lo provoca”.


Gisela Hdez. Muñoz

El mundo de Orizaba