El retraso en las audiencias de las salas de juicios orales corresponden a que el personal y las instalaciones han quedado "cortas" para desahogar cada uno de los procesos.

Así lo aseguró el abogado especialista en Derecho penal y civil, Juan José Colorado Aguirre, tras explicar que ésta es una de las principales fallas que tiene el nuevo sistema penal acusatorio y que debió haberse previsto antes de ponerse en marcha, en poco tiempo la situación se volverá más crítica y se tendrán atrasos considerables en los juicios.

"Fundamentalmente esto se deben a que el personal no es suficiente y tampoco hay el espacio o las instalaciones adecuadas para poder realizar las audiencias de manera simultánea y adecuada. Un ejemplo de ello es que se difiriere un asunto determinado a causa de que ya está por iniciar otra audiencia... Se quedaron cortas las salas que hicieron", dijo.

Sostuvo que el hecho que se pospongan constantemente las audiencias se vuelve al mismo problema de siempre que era el rezago y la falta de implementación y desahogo de diligencias que se tenían con la ley anterior.

Destacó que no hay un número determinado de diligencias que se encuentran atrasadas y que se presentan dependiendo del tiempo que utilicen en resolver, por ejemplo, un día pueden realizarse dos y se posponen dos o tres más. Esto ocasiona que quien esté involucrado en algún proceso se vea afectado.

El especialista manifestó que todos los asuntos indistintamente se están viendo rezagados, por lo que pueden ser tanto delitos graves como no graves, porque "no se puede decir que son selectivos".

Colorado Aguirre apuntó que está situación se viene presentando desde que iniciaron los juicios orales y se ha ido acentuando con el paso de los días, porque se ha visto sobre la marcha al no ser suficiente los tribunales.

"Fundamentalmente esto se debe a que el personal no es suficiente y tampoco hay el espacio o las instalaciones adecuadas para poder realizar las audiencias de manera simultánea y adecuada". Juan José Colorado Aguirre, Abogado especialista en Derecho penal y civil

Jacqueline Aviléz/El Mundo de Orizaba