La rapiña durante los accidentes en la autopista es ya una costumbre de hace mucho tiempo que deja pérdidas millonarias para los transportistas de carga.

Así lo denunciaron dirigentes transportistas de la región, quienes consideraron que “la gente aprovecha esa desgracia para abastecerse” y que ya deben aplicarse leyes que castiguen estas actuaciones, ya que “se trata de un delito”.

El delegado de la Asociación Mexicana de Transportistas A.C. (Amotac) en Veracruz, Lauro Rincón Hernández, manifestó que desgraciadamente ninguna autoridad está metiendo orden en este tema y actualmente se encuentran a la espera de que sea aprobada una iniciativa de ley con la que se busca que la rapiña sea delito federal.

El presidente de la Asociación Nacional de Transportistas (Antac), David Estévez, señaló que la gente aprovecha este tipo de desgracias para abastecerse.



Jacqueline Avilez

El Mundo de Orizaba