Todavía no ha sido liberada la aplicación de forma oficial para México y Latinoamérica, sin embargo cientos de jugadores en la región centro de Veracruz se han dejado atrapar por la aventura de Pokémon Go!, el popular juego de realidad aumentada que está sacando a la gente de sus hogares para ir a la caza de las populares criaturas. 

La zona conurbada, desde Ciudad Mendoza, Río Blanco, Nogales, Orizaba y alrededores se están convirtiendo en escenarios que los jugadores recorren con el objetivo de aumentar su colección y en algún caso, encontrar criaturas raras antes que los demás. 

Lugares como la Alameda, el Palacio de Hierro, la secundaria Técnica 84 y Mier y Pesado han sido transformados por la tecnología de Niantic, Inc en “Gimnasios Pokémon” donde los jugadores se enfrentan para obtener el dominio de la zona, mientras que otros escenarios como la Alameda y el río Orizaba en “Pokeparadas”, donde se pueden ubicar para recargar “ítems” como pokebolas y otros accesorios. 

Martín Cruz Alós, productor de medios audiovisuales y “Maestro Pokémon” explica que la euforia por este juego ha venido a impactar de tal manera que el juego supera a las redes sociales más conocidas. 

Cruz Alós, quien actualmente ostenta el liderazgo del Gimnasio Pokémon que se encuentra en Los Arcos de Ciudad Mendoza, reconoce que ingresó por simple curiosidad al juego, sin embargo su afición ha ido creciendo a cada momento. 

Actualmente también administra la página de Facebook Pokémon Go Córdoba-Orizaba y ha entrado en contacto con la recién formada y creciente comunidad de entrenadores Pokemon. 

“Mi finalidad no era quedarme en el juego, pero quedé atrapado porque por decirlo así, es un poco adictivo, esto de estar subiendo nivel, atrapando Pokemon en la ciudad, a veces entre más lejos estés de la zona puedes encontrar criaturas míticas, más raros de capturar, eso se me hizo muy bien, le da un plus al juego”, relató. 


Salen a las calles, conocen más jugadores

Uno de los fenómenos más curiosos del juego, explica, es el hecho de que la comunidad se va conociendo a través de este juego que los obliga a salir de sus casas en un viaje Pokemon. 

En cuanto aparece una criatura en la aplicación, muchos otros jugadores se dan cuenta y acuden a la caza del mismo. 

“Si alguien está cerca del mismo pokémon, te lo vas a topar por la calle como la euforia en Estados Unidos, todos paran sus carros y salen corriendo hacia un punto donde les aparece”, relató. 

Considerando que las aplicaciones usadas en México no son legítimas, Cruz Aloz estima que este fenómeno crecerá.


César Carrillo

El Mundo de Orizaba