:II Agencia AVC


Paso del Macho .- Al afirmar que no desean que este Veracruz que se vive, lo vivan futuras generaciones, María Herrera Magdaleno, madre de cuatro desaparecidos e integrante de la Segunda Brigada Nacional de Personas Desaparecidas, aseguró que con o sin el apoyo del Gobierno “seguiremos adelante”.

En su caso han sido ya ocho años de tristeza por la ausencia de cuatro integrantes de su familia, dos de ellos desaparecieron un 28 de agosto de 2008 en Atoyac de Álvarez, Guerrero, y dos años después cuando ella ya estaba en la búsqueda de sus familiares, dos hijos más desaparecieron en Poza Rica, Veracruz, sin tener a la fecha rastro de alguno.

“Tenemos que seguir viendo de frente al sol aunque nos queme, tenemos una muestra más de que el gobierno muy lejos de querer buscar a nuestros seres queridos, con esto, está tratando de impedir que nosotros lo hagamos, y aquí está demostrando su inacción, está demostrando su falta de voluntad y muchísimas cosas más y está demostrando que no quiere que nosotros sigamos buscando a nuestros hijos”, apuntó.

Tras la rueda de prensa que se llevó a cabo en las instalaciones de la parroquia de Guadalupe en este municipio, la afligida madre mostró su descontento por el “desamparo” que tienen por parte del Gobierno para brindarles la seguridad necesaria, pero que a la vez no los detendrá para buscar a sus familiares, porque quizá eso es lo que quieren, “frenarnos”.

Originaria de Michoacán, María explicó que prácticamente desafiaron al Gobierno que siempre mostró apatía y desinterés por los miles de casos de personas desaparecidas en todo México y que no terminan.

“Y les repito es un sol ardiente que nos está quemando, deborando pero que no vamos a permitir que esto se quede acá, vamos a seguir luchando porque son parte de nuestra vida, parte de nuestro corazón, parte de nuestra existencia, es un tesoro que Dios nos dio y estamos dispuestos a cuidar , protegerlos y aceptarlos”, agregó.

Para ello, dijo : “contamos con la ayuda de Dios y de nuestra Madre Santísima, nada más”, y en alusión al Gobierno, agregó, “ es desagradable y debería darle vergüenza al que nos está fallando”.

Entrevistada a kilómetros de distancia de su hogar, la madre llegó a un estado que marcó su vida para siempre, Poza Rica concretamente, le debe a dos de sus hijos que desaparecieron en el 2010, una voz de alerta que nadie escuchó, pero que hoy todos saben lo que significa en desaparecidos.

“No vamos a rendirnos, porque todos los medios de comunicación saben a la vista lo que está haciendo el gobierno, porque en cierta forma, nos adentró, pretendió decir que nos ayuda otra vez más y nos deja solos, con la soledad del gobierno vamos a salir adelante, nos está apoyando muchísimos grupos de la sociedad, y esperamos que también en Paso del Macho toda la gente que ha habido afectada nos de ese abrazo”, dijo.