II Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA


Hoy inicia la segunda etapa de la Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Veracruz de la Red de Enlaces Nacionales, misma que permanecerá hasta el 29 de julio en la entidad.

Los integrantes de la brigada llegarán hoy por la tarde a la parroquia de Paso del Macho. Los días 16 y 17 habrá actividades en la parroquia sede.

“También estaremos algunos días en Amatlán de los Reyes, informando los resultados de la primera etapa de la brigada que se llevó a cabo en abril”, comentan a través de un comunicado.

La Brigada lleva un mensaje de paz: “Vamos a hermanarnos con otros y otras que son víctimas de la violencia. Vamos a buscar a las personas desaparecidas, pero sobre todo vamos a escucharnos y a escuchar a otros y otras, a hacer lazos para la paz. Vamos pidiendo paz y verdad. Vamos pidiendo un cese a la violencia que tanto dolor ha causado en Veracruz y en muchos otros estados del país”, señalan.


Piden apoyo

Piden a los ciudadanos que les sigan informando y dando pistas de lugares en donde puedan haber tirado restos, ya que en la brigada pasada, la aportación de información de la gente fue muy importante para el hallazgo de las fosas en donde se encontraron más de 700 restos humanos.

Paso del Macho es considerado un foco rojo en materia de desapariciones, es considerado incluso un gran tiradero de cadáveres, además de que se han registrado constantes desapariciones.

La llegada de la Brigada Nacional a la zona centro de Veracruz puede devolver la esperanza a mucha personas que han perdido a un familiar, pero implica también un proceso muy complejo para las víctimas porque la perspectiva tradicional de las desapariciones es la búsqueda en vida porque hasta que no demuestren que está muerto, la persona se debe de considerar viva, ha dicho Volga de Pina Ravest, investigadora del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia.

Jurídicamente es un estatuto muy complejo el estar desaparecido porque no se está ni vivo ni muerto, esto es muy duro para muchas familias que ni siquiera se habían planteado la posibilidad de que sus familiares estén muertos porque cuando uno tiene un familiar desaparecido no hay duelo.

La Brigada Nacional de Búsqueda de Familiares de Personas Desaparecidas de la Red de Enlaces señala que Veracruz ha puesto nuevamente al descubierto la emergencia humanitaria de dimensiones aún incuantificables que atraviesa México.