II Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba


Con el fin de hacer conciencia en la población respecto a la importancia de planificar la familia, fue escogido el 11 de julio para festejar el Día de la Población.

En la Ciudad de las Aguas Alegres, en el 2010 se tenía una población de 120 mil 844 personas, sin embargo, hoy el número de habitantes, según la Encuesta Intercensal de 2015, señala que hay 126 mil 005 pobladores: 57 mil 660 son hombres y 68 mil 345 son mujeres, dominando con gran ventaja la presencia de la mujer en Orizaba.

Las cifras en todo el estado de Veracruz, según la Encuesta Intercensal en 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), destacó que existen cerca de 8.1 millones de habitantes, registrando 51.8 por ciento de mujeres y 48.2 por ciento de hombres, dejando ver que el sexo femenino es el que domina actualmente su presencia en el estado.

Por otro lado, indicó que en el 2014 se contabilizaron alrededor de 27.5 por ciento de adultos mayores de 60 y más años con alguna discapacidad y se estimó que el 40 por ciento posee alguna limitación, mientras tanto, la Encuesta Intercensal de 2015 en Orizaba arrojó que hay un total de 21 mil 574 adultos mayores de entre 60 y más de 75 años.

Mientras tanto, en 2015 en todo el estado el 14.7 por ciento de los adolescentes han tenido al menos un hijo nacido vivo y de este total, 89.7 por ciento no asisten a la escuela, mientras que en Orizaba se sabe que existen actualmente 19 mil 294 adolescentes de 10 a 19 años de edad, teniendo en el estado una tasa de desocupación en los jóvenes de 15 a 24 años de edad durante el primer trimestre de año en curso 5.6%.

En 2014, datos del Coneval arrojaron que 56% de la población tenía algún grado de inseguridad alimentaria y de acuerdo con la Encuesta Intercensal de 2015, 4.1% de los niños de 6 a 14 años de edad no asisten a la escuela, mientras que 37% de los adolescentes de 15 a 19 años atraviesan el mismo escenario.


Adultos mayores

La vejez se va apoderando del país y de Veracruz.

El porcentaje de población de 60 y más años en México es de 10.4%, y en Veracruz es de 12.1%.

En tanto, según información de la Encuesta Intercensal 2015, respecto a 1990 se tiene un aumento de 4.2 puntos porcentuales en el país y de 5.9 puntos en el estado.

En forma paralela, los grupos de edad que conforman la base de la pirámide de Veracruz han decaído en los últimos 25 años: el porcentaje de la población menor de 15 años pasó de 38.6 a 26.5 por ciento; mientras que el de 15 a 29 años disminuyó de 28.9 a 24.8 por ciento.

Se debe señalar que la población de 30 a 59 años aumentó de 26.3 a 36.6%, y en el corto o mediano plazo se integrará gradualmente a la etapa de adultos mayores que habitan en la entidad, por otro lado, de acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), en Veracruz, para 2030 el contingente de adultos mayores será de 1.4 millones, es decir 16.5 por ciento.

Cabe mencionar que las autoridades y la población se deben preparar cuando sean los adultos mayores quienes dominen por su presencia en el estado, pues con el aumento de esta población se incrementa la demanda de servicios relacionados con la salud, vivienda, pensiones y espacios urbanos que faciliten el tránsito de estas personas, por lo que se debe comenzar a pensar en la planificación de la urbanización para ese entonces.


Poca productividad

Para calcular el número de población respecto a su edad que está en etapa productiva económicamente, existe el llamado bono demográfico, que mide a la población productiva y dependiente, que abarca a menores de 15 años y personas de la tercera edad de 60 y más años.

Dicho aumento provoca que la razón de dependencia disminuya, pues entre 1970 y el año 2000 su disminución fue notoria, en Veracruz pasó de 105 a 73.1 personas dependientes por cada 100 en edades activas.

En los últimos años la disminución es menos pronunciada: en 2015 alcanza un valor de 62.8 personas dependientes por cada 100 en edades productivas.

Para el Fondo de Población de las Naciones Unidas, es importante generar un contexto en el que se obtengan beneficios de ese bono demográfico, y cita: "El tamaño de dicho dividendo depende fundamentalmente de la inversión en capital humano y del fortalecimiento de las capacidades humanas, así como de la aplicación de políticas en favor del empoderamiento de los jóvenes".


Falla planificación

Para formar una familia y que esta alcance un nivel de vida con calidad, con beneficios en salud y educación, es importante la planificación de cada integrante que a su vez formará una nueva familia, no obstante, esto es imposible de lograr si se siguen utilizando métodos de anticoncepción creados décadas atrás, pues si bien año con año se van mejorando, no presentan novedad, incumpliendo la necesidad de los jóvenes hoy en día.

Por lo tanto, un aspecto de los servicios de salud reproductiva que no debe descartarse es la necesidad de aquellas mujeres que hacen explícito el deseo de limitar el nacimiento del primer o siguiente menor, pero no hacen uso de métodos anticonceptivos.

Cabe destacar que en esta situación se encuentran 4.9% de las mujeres en edad fértil del país y en tanto que en Veracruz son 5.4 por ciento.

Es importante señalar que de las mujeres en edad fértil que han tenido relaciones sexuales, 65.1% en el país y 69.8% en Veracruz, no usaron métodos anticonceptivos en su primera relación sexual.

Ante esto el Fondo de Población de las Naciones Unidas cita: "Los adolescentes son diferentes a otros grupos de población y reciben menos servicios que muchos de ellos; por tanto, se trata de una población clave para lograr el objetivo de una cobertura de salud universal".


Consecuencias

Como se ha señalado anteriormente, la planificación es la clave para alcanzar y heredar una mejor vida, es por ello que ante la unión de adolescentes el Fondo de Población de las Naciones Unidas cita: "Esta unión desbarata el futuro de las adolescentes y les arrebata el control sobre su fecundidad, lo que aleja la posibilidad de obtener un dividendo demográfico".

En cuanto a sus pautas reproductivas, en 2015, 14.7% de las adolescentes han tenido al menos un hijo nacido vivo, de éstas 89.7% no asisten a la escuela, 14.2% se encuentran solteras, 78.7% están unidas o casadas.

De este último grupo de mujeres, en 6.3% de los casos el cónyuge no reside en el hogar, destacando que no asistir a la escuela o no tener el apoyo del cónyuge vulnera aún más su situación.